lunes, 30 de septiembre de 2013

CONVERSACIONES Nadaístas

MALEV: Esto de la vida es algo irónico, se vive de la ilusión, de ir por allí deseando más y más cosas y en últimas ¿para qué? si al mismo hueco vamos a ir a parar, seamos pobres, ricos, sabios, bellos. Bien hizo el Profeta Gonzalo Arango al irse a descansar, ¿te lo imaginas en estos tiempos?

XERVANTEX:  Creo que el Profeta Gonzalo viendo todo esto se hubiese convertido en un francotirador, para de una vez libertar consciencias. El Colombiano es resentido, se traga el orgullo, odia mucho, y calla, se reciente por cualquier ofensa y a más de todo se amarga, en eso los gringos nos ganan, ustedes han visto que de repente se tiran a la calle armados acabando con todo lo que se interponga a su paso.

CHARLIE: Aja! Gonzalo Arango era un ser tierno, masacraba toda esperanza por medio de sus manifiestos, primero murió la poesía pero él mismo la resucitó, de seguro hoy en día si viviera haría lo mismo con el amor.

CESAR: En estos tiempos que es muy difícil confiar en alguien, los clérigos dicen que Dios es todo, ya me imagino a Gonzalo en su trinchera contra los fariseos, políticos e infieles, quizá sus escritos pasarían desapercibidos pues esta raza es analfabeta, no saben ni dónde tienen el trasero, ni la cabeza.

FERCHO:  Aquí quien dice la verdad tiene ganado el cielo y apartado el lote en el cementerio, los Nadaístas están ocultos, acusados de cargos contra la moral, pues andan por allí revelándoles a las niñas y niños como los poetas preñan a las rosas...

MALEV: ... las rosas, margaritas, etc.

CHARLIE: Esto se volvió un burdel, todas y todos. Más nadas, deambulando y el mundo se queda pequeño...

CESAR: ... si el mundo es un pañuelo y nosotros los mocos...

XERVANTEX: ... Mejor están los muertos.