martes, 10 de septiembre de 2013

Cero en Educación

Por la resistencia intelectual pacifista






Sumamos y restamos con dificultad, nos multiplicamos mal y dividimos para vencer. La educación parecía la tabla de nuestra salvación y sin embargo ¡Nada!, cada vez miramos más un libro con pereza como si las páginas de esté pesaran. Creíamos que la educación era la respuesta y defendíamos los presupuestos destinados a ese rubro de los destinados a las guerras, pero que va si los gobiernos y el establecimiento reprime al estudiante, quizá sea cierto eso que andan diciendo de que no les conviene tener gente que sepa mucho. Nosotros sabemos bastante y creemos no es suficiente. Hoy por eso nos inclinamos a decir que la solución es educar para que la gente no haga más gente, esto es no reproducirse, porque de todas maneras quien trae vida al mundo esta destinada a educar y esto si pocos lo sabe hacer. Y si la esperanza nuestra es unos retoños de seres que están en este momento devorando libros antes que el sistema se los queme, y por allí andan curiosos preguntándose sarcásticamente para qué tanta lágrima en medio de este valle.