miércoles, 14 de agosto de 2013

Te diviso entre las rejas de mi mente

Por Alexis Mendoza

Mi cuerpo te desea pero mi mente no me deja,
eres una bella doncella esperando a un príncipe,
yo soy un vago que he terminado en una celda,
acusado del crimen de tomar al amor por juego.

Tú beso es único porque es callado, 
te diviso entre las rejas de mi mente,
no soy Dios para gobernar sobre ti,
ni soy con quien irás hasta el fin.

Hay gente que no sabe querer y da concesiones,
es sabido que nadie puede dar de lo que no tiene,
hay que ser libre para libertar, ser amado para amar,
ser un prófugo para ayudar a fugar.