miércoles, 7 de agosto de 2013

POSTUMO

"Todo lo bueno tarde o temprano acaba" XervanteX

Alexis Mendoza no se suicido, lo que lo mató no fue la caída desde un puente, no. Fue una circunstancia, una coincidencia, una mala idea gestada quizá en la peor adversidad. Acompañé a su madre a ordenar un baúl con sus cosas, y pese a que el tiempo había creado ya una cicatriz sobre la herida que produjo esa tragedia, nos soltamos a llorar descubriendo que Alexis desde hacia mucho tiempo estaba preparando su partida, lo que encontramos fueron hojas y hojas manuscritas con la facha de un testamento, tan labrado y tan arriesgado como si muy adentro en su alma Alexis hubiese sabido para qué vino a este mundo: para morir.

Me atreví a sacar algunas copias a los textos y a compartirlos con algunos amigos, no para departir las ideas allí plasmadas sino, con la intención de convidar esa amargura y me ayudarán a llorar. Aunque muchos años después Alexis resucitó en un hijo que una de sus novias ocultó y el milagro del que César Vélez habló alguna vez se dio: "unos morirán pero otros nacerán, el humano es un villano al permitir que esto continúe"

En los próximos días el milagro se realizará en la manera que publicaré en este Blog los textos inéditos de Alexis que son himnos a la desesperación y letras fatales de su vida, esto como una forma de recordar a los seres que volaron sobre el puente que viene siendo para algunos la vida misma.