miércoles, 14 de agosto de 2013

el suelo tampoco es tan duro

Por Alexis Mendoza

Pienso que nos han dicho mentiras:

Hitler no fue malo, mala fue la guerra que otros iniciaron.

Los extraterrestres ya están aquí, se parecen a ti y a mí, quizá sean peores.

La corrupción comienza en casa.

El amor no produce embarazos.

Morir no es elección.

Los animales tienen más razón.

La civilización no es tirar la basura en su lugar, es no hacer basura.

Los vicios quizá sean la única manera de evitar males mayores.

El sexo sin sentido puede marcarte la vida.

El suelo tampoco es tan duro pues los muertos no se han quejado.

El hambre aqueja y el humano no se sacia con nada.

La vida es un suicidio demasiado lento.

El pensamiento es una enfermedad.

El agua se envenena con cloro, el aire con ozono, la vida con ideas.

Jesús copio su doctrina de otros Profetas.

El pueblo pone los muertos, el gobierno los impuestos.

Asistí a un velorio de un joven atropellado por un ebrio y me sirvieron una copa de licor.

Nadie esta obligado a hacer el bien.

Las mujeres no luchan en las guerras, ellas las provocan.

Lo que tenemos es solo un puente entre una orilla y otra: 
vida y muerte.

Ustedes tienen la palabra yo solo actúo.